Uso del toloache para curar las hemorroides

  • Posted on: 7 May 2015
  • By: Original

El te de toloache se origina de una planta comúnmente utilizada por chamanes con fines médicos y mágicos. La bondadosa planta ha sido estigmatizada porque es más lo que se recurre a ella para elaborar encantamientos y pociones que para sus más nobles fines.

Aunque es necesario vigilar las cantidades en que se utiliza la planta, pues su uso en gran cantidad  puede conducirnos incluso a la muerte, se puede acudir a sus amplias propiedades medicinales para tratar alguna enfermedad con un sencillo remedio casero.
Entre los tantos usos medicinales del toloache se encuentra la aplicación para el tratamiento de las hemorroides. El toloache contiene escopolamina, la cual actúa como un analgésico, disminuyendo tanto las inflamaciones como el dolor en presencia de las hemorroides.

Su modo de empleo es muy simple: debe tomar unas hojas de toloache y preparar con ellas una infusión. Aún estando bien caliente, que emita vapores la infusión, colocar el recipiente de modo tal que las vaporizaciones se hagan directamente a la zona de las hemorroides. No debe exponerse durante mucho tiempo ya que los alcaloides presentes en la planta son absorbidos rápidamente a través del recto. Estas aplicaciones de vapor no deben excederse de dos veces diariamente, ni tampoco se puede extender su uso por más de una par de días.

Aunque entre los indígenas es común que tomen un poco de la infusión, no es recomendable ingerir así el toloache, pues su efecto es similar al de la embriaguez, nublando los sentidos. De la misma manera, no aplique bajo ninguna circunstancia la infusión sobre las hemorroides, pues si tienen alguna herida abierta, por pequeña que sea, los alcaloides viajarán al sistema nervioso a través de la sangre causando alucinaciones y un estado de adormecimiento. Esto incluso puede acarrear daños graves colaterales a nivel cerebral que pueden ocasionar la muerte.