Los arquetipos en las cartas del tarot

  • Posted on: 10 January 2015
  • By: Original

¿Alguna vez has pensado cuánta similitud hay entre las lecturas de tarot y la vida diaria de cualquier ser humano? Ya sea que solo estemos mirando la televisión o leyendo el diario, siempre hay diferentes imágenes o ideas arquetípicas desarrollándose enfrente nuestro.
Los actores a menudo interpretan a El amante. Las actrices celebran en ellas mismas a La emperatriz, posando embarazadas y con sus hijos. Las viejas actrices encarnan a La luna, para representar la experiencia de haber sido alguna vez jóvenes, madres y finalmente estériles menopáusicas. 

El Diablo casi siempre presente en los tabloides y clasificados, nada más claro que la tentación en los anuncios de las mujeres que viven gracias a las necesidades de los hombres. 
La ascensión y caída de las estrellas más ricas y famosas no es otra cosa que La rueda de la fortuna. Las personas que aparecen en los noticieros contando alguna historia afortunada, tal como ganar la lotería, nos otorgan esperanzas, tal y como La Estrella.
A menudo los políticos comienzan sus carreras como la carta de tarot conocida como El Ahorcado, exiliados o siendo atacados por los líderes en posiciones más altas. Usualmente,  gracias a sus promesas se convierten en El Héroe, pero luego sucumben ante La fuerza, siendo destruidos por algún dictador o convirtiéndose ellos mismos en dictadores.

Los músicos son el mejor ejemplo de La torre porque éstos poseen una gran influencia en cambiar las costumbres de una sociedad, moda, lenguaje y estilos de vida.  Los comediantes obviamente representan a la carta El tonto, señalando las contradicciones divertidas en el comportamiento de los políticos y en nosotros mismos.
Los periodistas puede ser considerados como La Justicia y El temperamento, personajes necesarios para que el ciudadano ordinario esté al tanto de las novedades en el país y no sea oprimido por ignorancia.
Estos han sido tan solo algunos ejemplos de cómo es posible encontrar arquetipos (y traducirlos al lenguaje del tarot para mayor comodidad) en cualquier escena que uno mire.