El secreto para motivar a un futbolista

  • Posted on: 10 May 2016
  • By: Original

Son muchos los secretos para realizar motivaciones de futbol en un equipo, pero hacerlo de manera individual en ocasiones puede costar un poco porque debemos establecer una conexión entre jugador y entrenador de amigos para así conocer toda problemática que le acontece.

A pesar que los futbolistas sean buenos jugadores individuales hay que buscar todas las alternativas posibles para poder comprometerlos con el equipo y así explotar las potencialidades yacentes en todo el equipo-

Plantear objetivos

Como entrenadores de un equipo de futbol debemos plantear objetivos a cada jugador y al equipo por completo, para que de esta manera se comprometan más con su desarrollo como equipo y como jugadores. Entre los objetivos que podemos plantear se encuentran:

Individuales

- Número de pase.

- Número de goles.

- Faltas cometidas.

- Número de tarjetas recibidas.

Colectivos

- Resolución de problemas.

- Trabajo en equipo.

- Sinceridad y confianza con el entrenador.

- Disciplina como equipo.

- Puntualidad.

- Asistencia.

Realizar entrenamientos planificados y organizados

No efectuar una buena planificación de entrenamiento desmotiva a nuestro futbolista por ello debemos realizar todo lo que este en nuestro alcance para efectuar un entrenamiento organizado y planificado porque estaremos poco a poco fortaleciendoal equipo.

Compensar de manera adecuada el cumplimiento de objetivos

Uno de los aspectos más importantes que motivan aún más a los jugadores es el hecho de recibir incentivos por parte de su entrenador. Los incentivos podrían ser de diferentes índoles como:

  • Celebraciones en equipo.
  • Valoraciones positivas.
  • Destacar los aspectos más importantes.

Crear un ambiente propicio para el entrenamiento

Un buen ambiente se crea sin importar en el lugar que estemos, sea uno de calidad o de baja gama porque los grandes jugadores no crecieron bajo lo mejor, sino que se adaptaban a lo que tenían, por ello debemos enseñarles humildad a los jugadores.

Un ambiente propicio para el entrenamiento será aquel que se efectué de manera divertida, sin estrés y motivantes para el equipo.